Choi Hong Hi

Choi Hong Hi

El 15 de junio del 2002 se anunció la muerte del general Choi Hong Hi, fundador del taekwon-do y presidente de la International Taekwon.do Federation. Su obra comenzó después de la Segunda Guerra Mundial, quiso que Corea tuviera un arte marcial con identidad propia, para ello reunió el conocimiento de los principales kwanes coreanos, y agregándole fundamentos científicos, TAEKWON-DO, fue el nombre elegido, encargándose desde entonces a expandirlo por el mundo.

Por siempre, General:
Condujo el movimiento que había creado con autoridad militar, como un verdadero Titán. Presidía una Federación en la que sus órdenes no se discutían, su criterio era absoluto e inapelable, y quien no estaba de acuerdo con ese pequeño gigante, corría serio riesgo de se expulsado. También de ser nuevamente aceptado si las circunstancias convenían. Ser fieles no era garantía para quienes se atrevieran a disentir. Ascensos y caídas eran comunes en su entorno, en el que consideraba a todos como soldados, a las órdenes del general de dos estrellas que había sido, y cuya jerarquía continuó ostentando por siempre, antecediendo a su nombre. A su lado el respeto era una imposición absoluta.

Pero era el creador; el que todo lo sabía sobre su arte, el que nunca se cansaba de explicarlo con generosidad, buscando crear discípulos cada vez en mayor número, como queriendo que el mundo entero respirara taekwon-do y sintiera devoción por hacerlo.

 

Rebelde Precoz

Nacido el 9 de noviembre de 1918, había comenzado a relacionarse con el arte marcial cuando apenas tenía 12 años de edad, cuando por pertenecer a un grupo de estudiantes embarcados en un movimiento de protesta, fue expulsado del sistema escolar japonés, y su padre, queriendo iniciarlo como aprendiz de un oficio, lo lleva a estudiar escritura china con el maestro Han II Dong, quien también comienza a enseñarle Taek Kyon.

GenralCorea estaba bajo dominio japonés desde 1910, y el joven Choi decide irse a Japón. Allí ingresa a la universidad, aprende karate Shotokan, y alcanza el segundo dan. Es obligado a incorporarse al ejército japonés, que se hallaba embarcado en la segunda Guerra Mundial. Trasladado a Seúl, huye junto con unos compañeros para unirse al Ejército Secreto de Liberación Coreana. Fue arrestado, acusado de traición, condenado a muerte para ser ejecutado el 18 de agosto de 1945, pero tres días antes de esa fecha, corea es liberada del dominio japonés, y Choi sale libre.

Se une entonces a grupos voluntarios para mantener el orden, y después ingresa en la Escuela Militar Inglesa, que posteriormente se convierte en la Academia Militar Coreana, convirtiéndose en uno de los fundadores del Ejército Coreano.

Cuando tuvo gente a su cargo, incluyó la práctica del karate como parte del entrenamiento militar. Pero pronto, como hombre que aborrecía a los japoneses, se siente avergonzado de enseñar esa disciplina japonesa a sus soldados, y ya comienza a desear la creación de un Arte Marcial Coreano, que tuviera afinidades con los soldados de su país.

Por entonces, Unos años antes a 1955, Choi impulsaba la práctica de Tang Soo, entre sus soldados, y después de una demostración el presidente de Corea, Seung Man Rhee, ordenó que todos los soldados del país practicaran Taek Kyun, como a el le gustaba llamarlo. Pero Choi había incorporado a la disciplina basamentos científicos, y una mentalidad afín para los soldados coreanos. Investigó, practicó, y refinó este nuevo arte por nueve años. El sabía que ya no era Tang Soo, ni tampoco Taek kyun, por eso lo sintetizó de esta manera:

” En 1955 creé el Arte Marcial Coreano del Taekwon-do”

Con nombre propio

Ahora se necesitaba un nuevo nombre para el arte que estaba naciendo. Fue así que gestó un comité de ciudadanos distinguidos para otorgarle un nombre – aunque él ya tenía en su mente el nombre de Tae Kwon Do -. La denominación fue aceptada y elevada al presidente Rhee para su aprobación, pero éste, en primera instancia lo rechazó, hasta que las explicaciones de Choi, de que se trataba de un nuevo arte, lo convencieron de aprobarlo.
Gradualmente el nombre fue difundido en las filas militares a través de Oh Do Kwan, y a los civiles mediante Chung Di Kwan. Ya en 1959, invitó a los líderes de los cuatro principales Kwons: Song Moo Kwan, Ji Do Kwan, Chang Moo Kwan y Moo Duk Kwan, mientras que él mismo representaba a Oh Do Kwan y Chung Do Kwan, y allí se formó la Asociación Coreana de Taekwon-do, de kla que Choi fue elegido Presidente. Un golpe de estado sobrevino en Corea, y el General Park Chung Hee asumió el poder.

Patada choi

Choi tuvo diferencias con él, y entonces fue designado embajador en Malasia, sin haber podido aún registrar a la Asociación Coreana de Taekwon-do. En su ausencia el nombre de Taekwon-do, había sido cambiado por el de Tae Soo Do, y la entidad había pasado a llamarse Asociación Coreana de Tae Soo Do.
En Malasia tuvo la oportunidad de exhibir el taekwon.do, lo que fue televisado no solo en malasia, sino a países vecinos, donde también hubo interesados en conocerlo, y así comenzó su difusión por el sudeste asiático.

En 1964, Choi viaja a Saigón, en vietnam, para dictar un seminario a los instructores coreanos de taekwon.do que estaban en ese paí , e introduce el Tul que había creado lo que desde entonces comenzó a enseñarse en Vietnam.

Poco después envió un manuscrito sobre esa Forma a la Oh Do Kwan y a la Chung Do Kwan de Corea, ordenando que se comenzara a enseñar. Durante ese año había ya completado 20 de los 24 Tuls, y había establecido un cimiento firme de técnicas y formas, para el libro que editaría en ingles.

En 1965 regresa a Corea, y asume la presidencia de la Asociación Coreana de Tae Soo Do, la cual era ya miembro de la Union Deportiva Coreana, y poco después convoca a la Asamblea General donde propone cambiar el nombre Tae Soo Do por el de Taekwon-do y gana la votación por solo un voto. Choi atrubuyó este logro a su reputación y poder de embajador y general retirado de dos estrellas.

Choi rompeEn 1965 consigue fondos para llevar un equipo de exhibición a Alemania occidental,al que denominó Equipo de demostración Kukki Taekwon-do de buena voluntad (Kukki=nacional ) del cual él era su capitán. La gira se extendió por Italia, Egipto, Turquía Malasia y Singapur, con total éxito, y condujo a la creación de asociaciones de Taekwon-do en todos los países de la gira.

El 22 de marzo de 1966, representantes de nueve naciones se reunieron en Seúl para formar la Federación Internacional de Taekwon-do, integrada por Corea, Vietnam, Malasia, Singapur, Alemania Occidental, EE.UU, Turquía, Italia y Egipto. Su primer presidente fue un miembro del partido que gobernaba Corea por aquel entonces. La organización creció rápidamente hasta llegar a incluir 33 paises miembros en solo dos años.

Pocos años después el presidente de Corea, General Park, Chung Hee, consolidó su poder al ser elegido para un segundo período, y su gobierno era cada vez mas dictatorial. Envió entonces al diputado Kim, Un Tong a tomar control de la Asociación Coreana de Taekwon.do, y poco después la entidad empezóa interferir en los asuntos de la I.T.F.

En agosto de 1971, Choi se dirige al Comité de la I.T.F. en estos términos:

”Queridos miembros, el presidente de la federación Internacional es un coreano, pero esto no significa que la ITF deba ser controlada o dirigida por el gobierno coreano. Es una organización Internacional que no debe permitir influencias de ningún país en nuestras decisiones mediante presión indebida”.

Después de esto, Choi, sabía que si no apoyaba las políticas oficiales podría ser enviado a prisión, y en secreto, comenzó sus planes para abandonar Corea, eligiendo estratégicamente a Canadá como destino, tanto por estar localizada entre Europa y Sud América, como por tener allí a sus discípulo Park, Jong Soo, quien estaba trabajando con taekwon.do en una escuela muy exitosa. Al establecerse en Canadá, llevó con sigo los cuarteles de la Federación Internacional de TKD.

“ESCOJO EL TAEKWONDO”

El presidente de Corea reaccionó enviando a varios miembros del Parlamento para persuadirlo de regresar a Corea, prometiéndole puestos en el gabinete o bien embajadas.
Choi contaba que cuando estos intentos fallaron, mandaron secuestrar a su hijo e hija, amenazando con matarlos si no regresaba.

Su respuesta fue entonces:

”Escojo al Taekwon.do sobre mis hijos”.

El presidente Park entendió que no iba a volver y ordenó a Un Yong Kim fundar la Federación Mundial de Taekwon.do ( W.T.F.), para luchar contra la I.T.F.

Desde Canadá, Choi debió agigantarse para extender su obra por el mundo.

”Nadie que lo haya sido, tiene idea de cuán solitaria es la vida de un exiliado. No tenía dinero ni el tipo de amigos con quien se puede reír y bromear, pero no me arrepiento de mi decisión de abandonar Corea, porque he tenido la oportunidad de difundir el Taekwo-.do por el mundo entero, enseñándolo sin distinción de raza, religión, nacionalidad e ideología. Respecto a eso he sido el hombre más feliz en el mundo y estoy orgulloso de haber dejado mi huella en la vida”

Desde entonces viajó constantemente impartiendo seminarios, dirigiendo demostraciones y presidiendo campeonatos, sin importarle las amenazas a su vida por parte de los oficiales de la central Coreana de Inteligencia, y del personal diplomático. Fue acusado de cabeza de una organización terrorista que intentaba asesinar al presidente de Corea, y afirmó que en muchas ocasiones habían enviado a antiguos estudiantes para que trataran de secuestrarlo o de matarlo.

Relataba que oficiales de inteligencia coreana habían amenazado a parientes de instructores de I.T.F. para que no continuasen asociándose con él.

“Pero la presión que he recibido del gobierno coreano me ha hecho más fuerte que nunca y pongo todas mis energías en desarrollar nuevas técnicas, y enseño el mismo sistema en cualquier parte del mundo”

Su tarea no fue fácil, la mayoría de los instructores que él había formado y que se encontraban enseñando en otros países, comenzaron a abandonarlo, presionados por las respectivas embajadas, cuando se creó la W.T.F. Para 1980 solamente diez instructores coreanos continuaban con él.

En 1982 fue invitado a llevar al Equipo de demostración de Corea del Norte, y en una gira de dos semanas realizaron muchas exhibiciones que se constituyeron en un éxito tal que, el Vice Primer Ministro Chung, Joon Ki le dijo a Choi:

“Hemos decidido enseñar taekwon.do en nuestro país, así que por favor, envíenos instructores”

Choi preparó al desaparecido maestro Park Jung Tae para que realizara la tarea, lo que hizo durante siete meses. Posteriormente Choi viajó para dar un seminario y enseñar detalles de los Tul y las técnicas. Cuarenta y cuatro practicantes rindieron examen satisfactoriamente para terceros y cuarto danes, y Choi, muy satisfecho dijo:”Ahora tengo suficientes instructores para difundir la técnica por todo el mundo”.

1981, Choi fue invitado a dar una demostración en el marco de la Conferencia de Unificación Coreana celebrada en Tokio, Japón. A continuación el señor Jun, Jin Shik, dijo a Choi que urgía crear una escuela de taekwon-do en Tokio, y hoy día, miles de japoneses aprenden taekwon-do.

En 1986 Choi llevó 30 instructores norcoreanos a Beijing, China. Y después de ser recibidos por el presidente de la federación China de Wu Shu, y realizar la demostración, tuvieron una aprobación no oficial para comenzar a enseñarlo y gradualmente el taekwon-do comenzó a ser enseñado por toda China.

Hace poco mas de dos años , el Dr. He-Young Kimm, un notorio historiador de las artes marciales, hizo una entrevista al general Choi, preguntándole porque creía él, que el taekwon-do se había difundido tan rápidamente por el mundo entero a lo que el Maestro respondió lo siguiente:

“Primero que nada doy crédito a la revolución de los transportes. Desde 1959 he viajado miles y miles de millas para dar demostraciones, seminarios y asistir a campeonatos. Sin el jet me hubiera sido imposible viajar por todo el mundo.
Segundo, también le doy crédito a la industria electrónica y a los medios impresos. Millones de instructores de Taekwon.do han aprendido de mis libros, videos, y CD-ROMs.
La tercera razón es que el taekwon-do contiene técnicas y una calidad muy superior a la de otras artes marciales. La filosofía está basada en mi experiencia personal y en la sabiduría asiática, mientras que las técnicas se basan en movimientos científicos.
Finalmente doy crédito a todos los instructores de Taekwon-do que enseñan por todo el mundo”

El Dr. Kim le pregunta luego si creía que unificar la ITF Y y la WTF ayudaría a unificar Corea del Norte y del Sur, a lo que respondió:

“Si. Corea del Norte es miembro de la ITF y corea del Sur, lo es de la WTF. La unificación del Taekwon.do motivaría a varios grupos, incluyendo los políticos, a trabajar por la unificación de Corea. El contacto frecuente entre los instructores de ambos grupos eliminaría la desconfianza. Crear este tipo de ambiente constituiría un paso muy importante para la unificación de Corea.”

Finalmente a otra pregunta, el general respondió:

“El día que muera, no quiero que me sepulten en Corea del Norte, aún cuando nací allí. Y tampoco pienso que pueda ser sepultado en Corea del Sur, aún cuando pasé en ella, la mayor parte de mi juventud”.

Sin embargo murió donde había nacido. Seguramente, ambicionando quedar en el merecido bronce, debido a su creación, y en una corea unificada. Tal vez su sueño se concrete alguna vez, para que su indomable espíritu de guerrero, pueda, al fin descansar en paz.